¿Qué hay que hacer para conseguir la nulidad matrimonial?


Imagen

 

La nulidad matrimonial consiste en decretar el matrimonio nulo, por lo tanto es como si nunca hubiera existido, con lo cual se recupera el estado civil de soltero.

Se puede solicitar la nulidad del vínculo canónico, si los cónyuges se han casado por la iglesia católica y para ello se debe de instar un procedimiento ante los tribunales eclesiásticos.

Para solicitar una nulidad eclesiástica se deben de reunir los requisitos que la legislación canónica establece y además el matrimonio debe de estar inmerso en la causa de nulidad. Es decir, se deberá  demostrar y justificar la causa de nulidad para solicitar deshacer el vínculos.

Son causa de nulidad eclesiástica, entre otras, no haber conseguido tener descendencia, puesto que la procreación es uno de los pilares del matrimonio canónico, la infidelidad, la falta de consumación del vínculo matrimonial, deficiencias psíquicas o psicológicas.

También se puede solicitar la nulidad del matrimonio civil, cuando haya faltado el consentimiento para contraer matrimonio, cuando hayan contraído matrimonio personas que lo tienen prohibido, el matrimonio celebrado sin la intervención de juez o funcionario con potestad para la celebración de un matrimonio o sin testigos, el matrimonio celebrado por error en la persona y el celebrado bajo coacción y miedo grave, siendo estas mismas causas también aplicables al matrimonio canónico.

He descubierto que mi marido es infiel. Se lo cuento ¿antes o después de acudir al abogado?


Imagen

 

La infidelidad no es causa de divorcio y no es ningún motivo para tener más o menos derechos ante él.

Al cónyuge infiel no se le va a culpar por nada porqué solamente con que uno de los cónyuges lo pida es suficiente para que un juez lo acuerde, aunque el otro no quiera  y con el divorcio no se castiga a quien no cumple con sus obligaciones conyugales.

 

 

Mi exmarido está en el paro y no me pasa la pensión. ¿Qué puedo hacer?


Imagen

 

El que un padre esté en desempleo no es motivo alguno para que deje de tener la obligación de pasar alimentos.

Si no paga se puede ejecutar y el juzgado puede embargarle el subsidio que esté cobrando.

Ya son muchas las sentencias que dicen que aunque un padre no pueda pagar la pensión de alimentos su obligación es hacerlo, y cuando venga a mejor fortuna, deberá de regularizar su situación.

He empezado el proceso de divorcio pero me he percatado de que estoy embarazada de él. ¿Qué hago?


Imagen

En derecho existe la denominada presunción de paternidad que establece lo siguiente: los hijos nacidos antes de los trescientos días siguientes a la separación, legal o de hecho, de los cónyuges se consideran hijos matrimoniales.

Bajo esta presunción,  el proceso de separación o divorcio regulará los derechos de ese hijo que va a nacer.

¿Qué son los puntos de encuentro?


El 21 de junio del 2011 entró en vigor la regulación legal de los puntos de encuentro, algo largamente reivindicado por los operadores del derecho de familia puesto que desde hace muchos años  estos centros existen y subsisten gracias a iniciativas privadas que han contado con un escaso apoyo por parte, básicamente, de la administraciones locales.

Imagen

Los puntos de encuentro son centros atendidos por psicólogos/as, trabajadores/as sociales, o pedagogos/as que facilitan las relaciones entre los hijos y sus progenitores, en casos de grave conflictividad en las familias, especialmente en aquellos casos de violencia doméstica en los que existiendo una orden de alejamiento entre los progenitores, las entregas y recogidas de los menores no pueden hacerse con normalidad en casa de la madre que ha sido la víctima de la violencia.

También  los puntos de encuentro realizan su labor en aquellos casos que por diversas razones, alienación parental o simple distanciamiento  de uno de los progenitores, se hace necesario restablecer el contacto entre padres/madres e hijos/hijas. En el punto de encuentro, y con la ayuda de los profesionales, se iniciará el acercamiento paulatino entre ellos y poco a poco cuando la figura paterna o materna se ha normalizado, las estancias visitas y comunicaciones podrán hacerse fuera del punto de encuentro.

Esta bonita filosofía que inspira el funcionamiento de los puntos de encuentro, debo de deciros que en la realidad se ha visto desbordada por la cantidad de casos que precisan de la intervención de este servicio y que ha provocado el colapso de los centros. Desde los juzgados ya no pueden derivarse a los clientes a los puntos de encuentro, con lo cual, probablemente algún progenitor que se merecía una oportunidad deberá de enfrentarse a un largo periplo ante los tribunales para defender su derecho a relacionarse con su o sus hijos.

Esperemos que la regulación legal y sobre todo la llegada de fondos públicos doten a los puntos de encuentro de medios para seguir trabajando, aunque dada la situación actual de recortes presupuestarios, me temo que quedan algunos años más para que esta importante labor social que se desarrolla en los puntos de encuentro funcione con normalidad.  

Divorcio y mascotas


Imagen

Más o menos todos tenemos claro que pasa con los hijos cuando se produce un divorcio, la guarda de los menores se le da la mayoría de las veces a la madre, o se establece una guarda compartida o se le da la guarda al padre, siendo ésta, dicho de paso, la situación menos habitual.

Pero, ¿qué ocurre con las mascotas, esos perros, o gatos, o cualquier otro animal adquirido con toda la ilusión por una pareja que luego decide separarse?

Pues bien, como siempre primero intentarán sus amos ponerse de acuerdo en quien se lo queda, o como seguirán cuidándolo, pero si no llegaran a ponerse de acuerdo la respuesta que ofrecen los tribunales es considerarlo como una “una cosa mueble” y como tal está sometida al régimen de comunidad pura y dura.

Esto quiere decir que se irá al título de propiedad del animal, a nombre de quien se ha registrado el xip, y allí se verá si pertenece a uno solo de la pareja o si pertenece a ambos.La polémica está servida porqué, ¿podemos considerar a un animal como una cosa, cuando a veces dan más amor que las personas?, a lo mejor el propietario del animal no es quien más lo quiere, y en caso de que ambos sean copropietarios  ¿se deberá de establecer un régimen de visitas para el animal?

 

Espero vuestros comentarios…..

 

Enlace

Fuente: diariojuridico.com. Fecha 30.04.2012

Imagen

El Consell de l’Advocacia Catalana, que engloba los catorce Colegios de Abogados de Catalunya, alerta que la doble imposición de tasas judiciales -autonómicas y estatales- limitará el acceso a la Justicia a los ciudadanos,  especialmente a los catalanes. A las tasas que se están aplicando desde el pasado 1 de mayo a los procedimientos civiles y contenciosos administrativos instruidos en Catalunya, habrá que sumarles las ya anunciadas por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que prevén la implantación de un sistema de tasas para presentar recursos en segunda instancia, a partir de otoño.  Catalunya es la única Comunidad Autónoma que verá gravada por partida doble la misma potestad jurisdiccional.

Las tasas autonómicas que entraron en vigor el día 1 de mayo prevén grabar múltiples servicios en el ámbito civil, como la interposición de demandas de juicios ordinarios o la presentación de solicitudes de declaración de concurso, con independencia de su cuantía.

En los casos de cuantía superior a los 3.000 euros, se gravará la interposición de demandas de juicios verbales o de procesos de ejecución de títulos extrajudiciales, mientras que en cuantías superiores a los 6.000 euros se gravará la interposición de demanda en los procesos de ejecución de títulos judiciales, entre otros servicios.

Los recursos de apelación y de casación tendrán siempre una tasa. En cambio, las tasas no afectan al ámbito penal ni a la justicia gratuita. El precio varía entre 60 y 120 euros por servicio.

Desde Ana Velasco Abogados les informamos que este incremento de tasas no afecta el derecho civil matrimonial.