El WhatsApp está influyendo negativamente en las parejas llegando algunas a la ruptura.


 

 

La principal diferencia del WhatsApp entre otras redes sociales como Facebook o Twitter, es que delata a la persona que lo usa. Todos los contactos del usuario tienen información, al instante, sobre la última vez que este se ha conectado, si está o no en línea y también se puede intuir si la persona a la que se ha enviado el mensaje lo ha leído.

Es allí donde las relaciones obsesivas comienzan a propiciar conflictos hasta llevarlos a la inevitable ruptura, controlando cada paso del contacto en cuestión, limitando la relación y poniendo en tela de juicio la confianza y credibilidad.

Anuncios

¿Es posible solicitar una indeminación por daños morales cuando un padre impide el contacto del otro con su hijo?


De momento  a mí no me consta ninguna resolución judicial que haya reconocido el derecho a un padre o madre  a cobrar una indemnización respecto al otro progenitor por haber impedido el contacto con el hijo. Sí existen resoluciones que en los denominados casos de “alienación parental” se pronuncian en el sentido de proceder al cambio de progenitor custodio.

En estos casos se deberá de demostrar muy bien que el culpable de impedir el contacto de un progenitor con el hijo, es el progenitor que tiene la guarda y custodia del menor, y si el juez considera que esa actuación puede perjudicar el desarrollo emocional del hijo, puede obligar a que se produzca un cambio de guarda y custodia a favor de quien no la tenía.

¿Cuál es la custodia compartida más aconsejable? ¿semanal, quinzenal, mensual o cada 6 meses?


 

En principio no existe ningún estudio ni opinión contrastada que diga qué tipo de custodia compartida es la más aconsejable. Todo dependerá de las preferencias y funcionamiento de las familias y sobre todo de lo más recomendable para cada tipo de menor.

Para ello es aconsejable buscar el asesoramiento de las personas que están en contacto directo con los menores como son sus profesores y más recomendable aún el asesoramiento de un buen psicólogo que ayude en  la tarea de encontrar el mejor funcionamiento del menor, en relación a sus hábitos y sus necesidades.

Para que pueda funcionar una  custodia compartida debe de existir una adecuada comunicación entre ambos progenitores ya que los dos deben de actuar en unidad de acto para seguir las mismas pautas educacionales con respecto a los hijos.

¿Puedo exigirle a mi ex que pague una reparación del piso? Él es copropietario también.


Se me ha estropeado la caldera y mi hijo y yo nos hemos quedado sin agua caliente, ¿puedo exigirle a mi ex que pague la mitad de la reparación?  El también es copropietario del piso.

En ningún caso se le pueden exigir al copropietario las reparaciones de elementos del inmueble que se hayan estropeado como consecuencia del uso.

Otra cosa es que se tenga que hacer una reparación que afecte a elementos estructurales del inmueble, en ese caso sí que se le podrá exigir siempre y cuando no lo cubra el seguro del inmueble.

¿Qué pasa con tu perfil de Facebook después de tu muerte?


Una vez que mueras…¿Muere tu presencia en línea? ¿Qué pasa con tu perfil? ¿Qué es lo que queda de tí en la red? Con 1000 millones de usuarios, la muerte de los usuarios es algo que ocurre ordinariamente y casi con seguridad, todos los días.

 

Sin embargo, la tasa de mortalidad de usuarios de Facebook (aproximadamente 200 mil usuarios por año), es relativamente baja en comparación con el resto del mundo. Fácilmente explicable en función de la juventud de la mayor parte de los usuarios.

De manera normal, se supone que Facebook borra tu cuenta después de varios meses sin actividad en la misma, lo cual no necesariamente ocurre. Sin embargo, tambien hay otra opción, un tanto excéntrica y poco conocida: convertir tu perfil en un Memorial.

 

Aunque hay distintas versiones sobre el origen de esta opción, lo cierto es que existe.

Facebook requiere que alguna persona cercana al fallecido proporcione cierta información en una forma como la que alcanza a apreciarse, especialmente, la prueba de que en realidad la persona en cuestión ha fallecido (una esquela, obituario o algún documento similar) y de que hay algún parentesco. De cualquier forma, parece que no es un sistema muy confiable.

Aunque Facebook menciona que existe la alternativa de borrar el prefil… esta opción no aparece en ninguna parte.

En fin, que fuera de esta opción de Facebook un tanto curiosa, no esta de más pensar que pasará con nuestra huella en línea al morir. ¿Nos interesa que permanezca así? ¿O preferimos que a nuestra muerte estos espacios vitales desaparezcan discretamente?

¿Quién paga el IBI y la comunidad de propietarios, a medias o el que vive allí?


Imagen

El único gasto que se debe de pagar medias por los copropietarios es el importe mensual de la hipoteca y las derramas extraordinarias de la comunidad.

El IBI, el seguro del hogar, la cuota ordinaria de la comunidad de propietarios, la tasa de residuos y demás suministros deben de ser abonados por el copropietario que tiene atribuido el uso de la vivienda familiar.

 

Mi ex no me paga la pensión alimenticia, ¿puedo restringir las visitas de él a los niños?


Imagen

 

El hecho de que el progenitor que esté obligado al pago de la pensión de alimentos no lo abone, o se retrase en el pago de la misma, no es ningún motivo para restringirle las visitas con los hijos.

Son dos temas distintos que no tienen nada que ver y los tribunales para nada lo tienen en cuenta.

De hecho,  poner trabas a las visitas de los menores con el progenitor no custodio puede ser un incumplimiento de lo fijado por una sentencia y si llega a ser reiterado puede suponer la pérdida de la guarda y custodia para quien la tiene.

 

Algunas claves para evitar las rupturas sentimentales


Cada vez la gente se atreve menos a casarse y los pocos que lo realizan duran poco. ¿Cómo consiguen algunas parejas tener un matrimonio feliz y duradero?

El enamoramiento perdura a través de los tiempos y muchos siguen apostando por el matrimonio para vestir de legalidad su amor. Pero las estadísticas evidencian que la cantidad de divorcios se incrementa más rápido que la de bodas que se celebran.

Pero si el panorama que muestran estos números es tan dramático, ¿cómo se las ingenian para seguir adelante aquellas parejas que duran? 

Imagen

Para Adriana Guraieb, psicoanalista y experta en problemáticas de pareja, los matrimonios que perduran lo hacen porque tienen un cariño genuino, mantienen una comunicación franca, se tratan con respeto y permiten el desarrollo de los proyectos personales de cada miembro y de sus espacios propios. Sus miembros no procuran someter al otro, ni levantar una estructura de dominio: se busca la tolerancia y la comprensión. “Todo esto es fácil de decir, pero difícil de lograr, aunque podría sintetizarse en respetar las diferencias y hacerlo en todas: en las de opinión, en las de gustos, las religiosas, las económicas y las personales“, explica la experta.

En coincidencia, Graciela Faiman, especialista en psicoanálisis de familia y de pareja, asegura que el secreto de los perduran es que tienen más capacidad de tolerar las vicisitudes de la convivencia. “Se ponen en lugar del otro, dialogan y no compiten. El amor es una construcción y no tiene que ver con el enamoramiento, que es un flechazo que dura y se acaba. Después viene el nacimiento de un amor -que hay que cuidarlo todos los días- o de una desilusión. Los que pueden tolerar todo eso siguen juntos”, explicó.

Existe un falso mito por el cual se cree que los matrimonios añosos duran más que los jóvenes, pero Faiman asegura que eso no es así, ya que la expectativa de vida se ha prolongado de tal modo que es un factor que incide en el incremento del desgaste en una relación. “Cuando era sólo de 50 a 60 años, se estaba en pareja 25 ó 30 años. Ése es un factor”. Muchas veces los hijos se van del nido familiar, y la pareja vuelve a reencontrarse, pero ya no se reconocen, son dos extraños y las diferencias son irreconciliables.

En el mismo sentido, Any Krieger, psicoanalista especializada en pareja y familia y compiladora del libro Repensar los vínculos (de editorial Vergara), opinó: “Esas personas ya no son los ancianos de la generación anterior. Se dan cuenta de que tienen mucho por vivir y si la relación es mala, se animan a romper el vínculo y poder vivir una vida más satisfactoria“. Sin embargo, hay muchos que optan por sostener la relación con base en lo filial y en lo familiar, aunque ya no sientan nada por el otro, sólo porque ello les da estabilidad y contención emocional. En esos casos, buscan lo erótico afuera, y un amante es quien termina sosteniendo ese vínculo roto. “Muchas personas vienen desesperadas a la consulta, porque quieren a su amante y a su pareja y no pueden decidirse“, cuenta Krieger.

Otro tema de influencia es el de la revolución de la mujer: salió al mercado laboral, tiene autonomía económica, mayor libertad sexual e ingresa a las universidades. “Todo ello hizo que el ideal máximo de ellas vaya cambiando: antes era sólo casarse y tener hijos y hoy pueden ser presidentes, académicas, pueden vivir viajando por su trabajo y, además, pueden o no estar casadas y tener hijos”, sostiene Guraieb.

 Respecto a las alarmantes cifras de divorcios que se registran a nivel mundial, Krieger opinó que ahora no hay más casos que antes, sólo que “los medios se ocupan mucho de los temas sociales, entonces parece que hay más”. Pero aclara: “Hay divorcios de gente joven que hace un par de décadas no se veían y que se daban a partir de los 10 años de casados. Ahora se separan al año, incluso con la mujer embarazada, cosa que antes también ocurría pero esporádicamente”.

Entonces, muchos años en pareja con la misma persona parecería que no garantizan una vejez en compañía del otro, a pesar de que existe esa falsa creencia y se acusa a los matrimonios de pocos años de tomar la decisión a la ligera. Cuando los hijos se van de la casa y el matrimonio vuelve a reencontrarse, a veces pueden verse como dos desconocidos, porque el proyecto familiar se terminó y el divorcio se vislumbra como la mejor opción. Guraieb sostiene que, en ciertos casos, la gente mayor valora un poco más lo que cuesta construir un vínculo, “porque tienen más experiencia. La juventud, con tantos estímulos por conocer y descubrir, quizá tiene otra expectativa de lo que es una pareja. La gente madura prioriza el acompañamiento”.

Pero, cuando la decisión está tomada, ¿ya no hay vuelta atrás? “A veces no tienen idea de lo que hablan, creen que la salida es el divorcio en vez de intentar una terapia. 

Si bien son ellas las que suelen tener el coraje de tomar la iniciativa de separarse, también es real que a veces a la mujer le cuesta más rehacer su vida, porque son las que se quedan conviviendo con los niños; en cambio, al hombre se le hace más simple porque, por lo general, solo los tienen algunos días a la semana.

Las profesionales consultadas coincidieron en que las causales de divorcio no varían según la edad de la pareja. Infidelidad, incomunicación, malos tratos, conflictos sexuales, diferencias irreconciliables con los parientes de cada uno, el dinero o los diferentes criterios en la educación de los hijos, por solo nombrar algunas, son las que se observan tanto en matrimonios jóvenes como maduros. “Me parece aún más preocupante cuando se instala la patología del odio, que es tan destructivo para todos los miembros de la familia, porque no se trata de separarse o divorciarse del otro, sino de destruirlo”, explica Guraieb.

Entonces, a la hora de la crisis matrimonial, ¿cada uno por su lado o simplemente juntos? La palabra ‘crisis’ significa riesgo y oportunidad, ambas acepciones a la vez, y cuando ésta se presente, cada miembro de la pareja definirá su rumbo personal. “Son buenas si se saben aprovechar, la gente busca el alivio ligero, fácil, y termina cada uno por su lado, pero si no revisa a fondo lo que le pasó es probable que pueda repetir las causas que lo llevaron al fracaso”, explica Guraieb. “Hay que hablar, comunicarse, pedir ayuda y hacer terapia antes de tomar semejante decisión. No es fácil divorciarse, se sufre mucho porque se han invertido muchos años en proyectos comunes y se compartió la vida para después tener que cerrar la puerta”, finaliza la especialista.

Fuente: http://america.infobae.com

¿Quién toma más a menudo la decisión de divorciarse, el hombre o la mujer?


 

Normalmente es la mujer la que da el primer paso. En el 48% de los casos la demanda fue presentada por ambos cónyuges, en el 32% por la esposa y en el 18% por el marido.

Imagen

Los españoles son los que más pasan por el juzgado para finiquitar su unión. Así ha ocurrido en el 85% de los casos. En el 9,5%, uno de los cónyuges era extranjero y en el 5,5%, los dos procedían de fuera. Pero en 2011 han aumentado las disoluciones de foráneos: los de matrimonios mixtos, un 9%, y los que tienen ambos cónyuges no españoles, un 5%.