A precio de mercado o a precio tasado: ¿cómo se valora la VPO en un divorcio?


divorce0

Por regla general, los jueces asignan el uso y disfrute de la misma a los hijos y al cónyuge en cuya compañía quedan. Sin embargo, cuando no hay hijos o estos son mayores de edad e independientes económicamente, ¿quién se queda con la casa familiar?

En una situación de crisis como la actual y de elevada tasa de desempleo, son muchas las parejas que, una vez separadas, deciden disolver la sociedad de gananciales y continuar cada uno por su camino. La liquidación de dicha sociedad incluye la venta de la vivienda familiar, aunque en algunas ocasiones una de las partes decide comprar a la otra la mitad de la vivienda. El Código Civil establece que la vivienda que ha constituido el domicilio conyugal se puede adjudicar a uno de los cónyuges a cambio de que la otra parte abone el exceso de dinero.

Pero ¿y si se trata de una vivienda sujeta a algún tipo de protección? ¿Cuál es el valor que hay que dar a la vivienda de protección oficial (VPO)? ¿El máximo de venta que tenga fijado administrativamente?, ¿el valor de mercado?

El Supremo marcó el camino a seguir por los jueces

Las VPO tienen una serie de características que las diferencian de las viviendas libres y que, por tanto, impiden que puedan ser vendidas, como estas, libremente en el mercado. Cuentan con una superficie limitada, un precio tasado… El acceso a su titularidad se realiza mediante sorteo o a través del cumplimiento de determinados requisitos (según cada legislación autonómica). Además, quien se adjudica estos pisos suele recibir una serie de ayudas públicas que le permiten afrontar la compra con mayor facilidad (intereses más bajos, subvenciones…) Factores todos ellos que, como el hecho de que en un plazo más o menos largo estas viviendas puedan ser descalificadas y pasen a ser viviendas libres, influyen a la hora de valorar una vivienda protegida.

El Supremo dictaminó que si la VPO es descalificable debe valorarse conforme a los precios del mercado.

En los casos en que la vivienda no sea descalificable deberá ser valorada de acuerdo con el valor oficial o tasado, mientras que cuando sí lo sea se aplicará “el valor del mercado del momento de la disolución de la sociedad”

Sin embargo, cuando una VPO se valora como vivienda libre, explican los expertos, “deben devolverse las ayudas y subvenciones públicas asociadas a la compra de esa vivienda protegida y de las que se beneficiaron sus adjudicatarios”. Unas ayudas y desgravaciones que han permitido, entre otros factores, que los precios de este tipo de viviendas fueran mucho más asequibles que los de las no subvencionadas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s