Si eres tatuador y quieres hacer una exposición fotográfica de tus diseños deber tener el consentimiento de tus tatuados


advocats Terrassa

 

El tatuador, para realizar su exposición fotográfica, deberá obtener el consentimiento de las personas fotografiadas en el que le ceden sus derechos de imagen de forma expresa y por escrito.

De la misma manera, él deberá aportar la máxima información sobre el evento como los datos de los modelos, información sobre el fotógrafo, especificar a sus modelos el trabajo que realizará, el lugar y fecha de la exposición, etc.

El consentimiento de cualquiera de los modelos puede ser revocado en cualquier momento. En el caso de querer exponer fotografías de un menor de edad o incapaces, el consentimiento se prestará por ellos mismos si sus condiciones de madurez lo permiten. En caso contrario, el consentimiento deberá ser mediante escrito por su representante legal, que estará obligado a ponerlo en conocimiento previo del Ministerio Fiscal. Si el Fiscal se opone, será el Juez quien resolverá.

Fuente: ARAG.es

 

 

Anuncios

¿Qué partes intervienen en un ERE?


ERE

En un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) intervienen varias partes que conviene conocer y que se pueden resumir como los tres ángulos de un triángulo formados por la autoridad laboral, los trabajadores y la propia empresa, en los que a su vez se encuentran otros colectivos vitales.

Hablamos de un procedimiento mediante el que se pueden extinguir o suspender las relaciones laborales de parte de una organización o de su totalidad, pero también para reducir las jornadas laborales. El caso de extinción de contratos es el causado por los motivos más graves, aunque en todos intervienen las tres partes mencionadas.

Siendo el ERE un triángulo, podemos comprender rápidamente que este es definido por las partes que lo componen. La empresa no es la única con voz y voto, así que se da una negociación compleja.

Lo que si es cierto es que sobre la organización cae una gran carga que deberá ser asumida por muchos de sus departamentos y que sobre los trabajadores se extenderá una niebla de incertidumbre que tendrá un importante coste emocional y posiblemente productivo. La comunicación será clave para sobrellevar esta dura travesía.

Partes que intervienen por parte de los trabajadores

Los empleados son una parte muy importante en un ERE por razones obvias, si bien estos podrían articular sus posturas mediante sus representantes. En caso de no haberlos, estos podrán hacerlo como colectivo (mediante la formación de una comisión), pero en cualquier caso suele hacerse mediante el asesoramiento de los sindicatos, aunque también es posible acudir a otros asesores profesionales.

En algunos casos notorios es posible que se personen en la empresa algunos delegados sindicales de las principales agrupaciones sin haber sido convocados.

Este tipo de negociaciones colectivas resultan lucrativas para los asesores, por lo que lo más importante es acudir a la opción que nos proporcione más confianza y que defienda mejor los intereses de los trabajadores. Sin asesoramiento externo resultará muy complicado conseguirlo.

Partes que intervienen por parte de la empresa

Los trabajadores que se ven amenazados por un ERE tratarán de defenderse con todas sus fuerzas, por lo que la empresa también debería acudir a asesores laborales. Una empresa se dedica a sus labores habituales, por lo que sus conocimientos sobre EREs son demasiado limitadas para negociar con los abogados sindicales o especialistas.

Una organización que entre en la negociación de un ERE sin asesoramiento, se verá desbordada. No solo por los posibles costes, que deberá estudiar, sino porque deberá mantener la actividad habitual mientras se produce el proceso. Todo esto produce un desgaste que es difícil de asumir sin ayuda externa.

Por otro lado, un ERE pretende fortalecer a la empresa ante una situación muy grave, así que es positivo utilizar intermediarios en la negociación para no marcar más de lo necesario el futuro funcionamiento de la organización (salvo en los ERES por cierre). Es algo inevitable, pero si la negociación se ha realizado mediante agentes externos, el enfrentamiento no será tan personalizado en los responsables y jefes intermedios de la empresa, por lo que podría ser algo más sencillo normalizar las relaciones futuras.

Estos asesores pueden ser de índole laboral, pero también es posible que sea necesario acudir a expertos en comunicación para sortear las complicaciones implícitas, pero también para afrontar el posible ruido mediático y las relaciones con las entidades bancarias que se verán alertadas ante un Expediente de Regulación de Empleo.

Por otro lado, en ciertos sectores puede ser recomendable acudir a técnicos que ayuden a la empresa a argumentar las causas económicas, organizativas, productivas o técnicas que fundamentan el ERE. Los informes técnicos derivados pueden ser de gran ayuda para la empresa.

La autoridad laboral

En un ERE intervienen varios estamentos públicos, como el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), la Seguridad Social y por supuesto, la Inspección de trabajo.

La autoridad laboral recibirá por escrito una copia de la comunicación enviada por la empresa a los representantes de los trabajadores y la documentación oportuna. Estos datos serán remitidos por la autoridad a la Inspección de trabajo y Seguridad social , así como a la entidad gestora de las prestaciones por desempleo. La SS emitirá un informe sobre la documentación enviada por la empresa, iniciándose el periodo de consultas.

Los acuerdos que se produjeran entre empresa y trabajadores se enviarían a la autoridad laboral hasta 15 días después de la última reunión. Así, tras llegar a una decisión en firme, los trabajadores afectados recibirían una carta en la que se les comunicación la extinción de su contrato, el finiquito, las indemnizaciones que correspondan, los documentos necesarios para solicitar la prestación de desempleo y se comunicará al SEPE los despidos que se realizarán.

Fuente: http://www.actibva.com

Voy a divorciarme y no quiero que mi bebe pernocte en casa de su padre. ¿Cómo lo evito?


 

Daddy & baby sleeping

En menores de tan corta edad se puede establecer un régimen de visitas sin pernocta en favor del progenitor no custodio, atendiendo especialmente a la necesidad de dicho menor de ser alimentado por la madre y, en su caso, al comportamiento irresponsable de su pareja que deberá demostrar.

Normalmente la jurisprudencia suele hablar o “poner el filtro” hasta los 3 años de edad.

Lo mejor es acudir a un abogado para que determine un régimen de visitas adecuado a las circunstancias de todas las partes y así fijar claramente el régimen de visitas aplicable.

 

Fuente: abogae.com

Las complejidad psicológica de las “familias ensambladas”


familias ensambladas

Divorcio, nueva pareja, hijos en común… Las nuevas uniones poseen una complejidad psicológica que hay que tener en cuenta para que los niños no sufran. 

La integración en una nueva familia se realiza paso a paso, con dificultades diferentes según se esté atravesando la crisis edípica, que va desde los tres a los seis años; la fase de latencia, desde los siete a los 12; o se esté iniciando la adolescencia.

Hay que establecer un nuevo marco de relaciones y renunciar a algo de lo propio para vivir con el otro y con sus hijos. Si los celos y la rivalidad fraterna son moneda corriente en la familia de origen, la incidencia de estos sentimientos tendrá un mayor impacto en estas nuevas familias.

Los hijos de cada uno tienen que aprender a compartir con los otros espacios y proyectos familiares.  Tanto para el niño como para el adolescente, su habitación es un lugar privado en medio colectivo. Ofrece un terreno privilegiado para la intimidad. Por todas esas razones, es un lugar difícil de compartir. Por otro lado, convivir con el hijo del padrastro o la madrastra, con los que no existe ningún vínculo de sangre, es más fácil que compartir la vida con uno o varios hijos del mismo padre o de la misma madre. Un hijo único que se convierte en el primogénito dentro de una familia reconstruida sufre algunos conflictos emocionales.

Cuando se anuncia un segundo hijo de su padre o su madre con otra pareja, a los sentimientos de celos clásicos que afectan a todo niño, se suma el de pertenecer al pasado conflictivo de sus padres. Los hijos de ambos miembros de la nueva pareja han participado de otras reglas, valores y costumbres: de otro orden familiar, en suma. Si bien los nuevos cónyuges realizan ese esfuerzo adaptativo de forma voluntaria, a sus hijos no les resulta fácil adaptarse a las nuevas modalidades. Si cambian sus costumbres, no lo harán con agrado; si lo hacen, será motivo de conflicto. Hay que darles un tiempo.

Algunas personas, cuando forman una nueva familia, niegan lo que sienten sus propios hijos. Dan por supuesto que querrán desde el principio a aquel o aquella de quien se han enamorado. A veces se lo piden como si fuera algo natural que quieran del mismo modo a los hijos de esa nueva pareja, con los que conviven, mientras que a sus hermanos o a su padre solo lo ven esporádicamente. Pero se engañan. 

‘Hacer juntos’

Un hijo separado de su padre como consecuencia de un divorcio necesita tiempo para sentirse seguro en el nuevo orden familiar. Requiere comprobar que su padre o su madre no lo abandonarán, que los va a poder ver cuando los necesite. Tiene que poder resolver los celos que sufre en relación a los hijos de la nueva pareja. El comportamiento de los progenitores desempeña un papel importante en el arte de vivir bien en el seno de una familia reconstituida.Tienen que organizar periodos de reagrupamiento, a fin de unir a una comunidad de hermanos rota. De este modo promoverán el sentimiento de pertenecer a un grupo y harán nacer en los niños las ganas de estar juntos.

La frecuencia de los contactos entre ellos es lo que les da la sensación de tener relaciones continuadas. La comida, por ejemplo, es un momento importante, simboliza compartir tiempo y conversación. Los nuevos padres deben tratar de defender esos espacios comunes y dedicarlos a los niños. Todos pueden encontrar en esos momentos la oportunidad de interrelacionarse y colaborar.

Los hermanastros tienen la sensación de pertenecer al mismo grupo fraterno si comparten momentos importantes de su infancia. Crecer juntos, hacer progresos uno al lado del otro, recibir la misma educación, cimenta una relación fraterna. Cuanto más pequeños sean los niños en el momento de conocerse, más momentos compartirán y más posibilidades tendrán de instaurar entre sí una verdadera relación. Y a la inversa: cuanto más tarde se conocen y más años se llevan, menos fuertes y sólidas serán esas relaciones. Esas uniones se forman en la primera infancia, cuando la capacidad de elaboración psíquica es débil, cuando el “hacer juntos” es importante.

 

Evitar errores

NO ES REALISTA suponer que van a aceptar de entrada y sin recelo a la nueva pareja ni a los nuevos hijos que vengan. 

– Los afectos de rivalidad y odio hacia aquel al que pueden ver como un competidor son normales y no deberían ser censurados. Es bueno que los expresen. Después de escucharlos, conviene decir que entendemos sus recelos, pero con el tiempo comprenderán que no van a perder nada importante y sí pueden ganar más relaciones y amores.

-Los hijos pueden intentar boicotear a la nueva pareja. Por ello es determinante la actitud fi rme del padre o la madre, explicando que su elección no está sujeta a sus deseos. A la vez hay que aclararles que no va a alterar el amor que tiene hacia ellos.

Fuente:  Las complejidad psicológica de las nuevas uniones — Mujerhoy.com –

La guarda y custodia compartida ¿es aconsejable en todos los casos?


Imagen

Las únicas leyes civiles que se han pronunciado sobre la guarda y custodia compartida como la forma de ejercer el cuidado de los menores en los casos de separación y divorcio son las leyes de Aragón y Valencia.

En Catalunya y en el resto de comunidades autónomas de nuestro pais en los que se aplica el Código Civil, la guarda y custodia compartida será aconsejable, pero no se aplica de forma automática.

¿Realmente todos los casos de separaciones matrimoniales y divorcios, deben de resolverse con guarda y custodias compartidas? mi opinión es que no porqué depende de cada caso concreto. Hay que analizar la trayectoria familiar a la hora de cuidar a los menores y en todos los casos la idoneidad de los progenitores así como su disponibilidad para hacerse cargo de algo tan importante como es ejercer la guarda y custodia de un menor.

Hacienda amplía hasta marzo el plazo para acogerse al IVA de caja


iva-pymesautonomos

El Ejecutivo aprobó recientemente la ampliación del plazo para que pymes y autónomos puedan acogerse al nuevo método del IVA de caja, que permite pagar a Hacienda en el momento en el que se cobre la factura, no cuando se emite, como ocurre hasta ahora.

Desde el pasado 1 de diciembre, las pymes pueden comunicar a la Agencia Tributaria su adhesión a este régimen.

El plazo concluía el 31 de diciembre, pero se amplía hasta el 31 de marzo. Además, el Consejo de Ministros aprobó el reglamento de desarrollo del nuevo impuesto que grava los gases fluorados de efecto invernadero, incluidos en los aires acondicionados y las máquinas de refrigeración, y que empezó a aplicarse el pasado 1 de enero.

Hasta que punto puedo participar en la educación de los hijos de mi pareja


 

Imagen

La instauración del divorcio ha traído consigo la creación de nuevas familias recompuestas en la que uno de los dos tiene la custodia de los hijos y por lo tanto conviven con la nueva pareja.

Se abría aquí un debate, en nuestra sociedad, sobre el rol que podía ejercer el otro miembro de la pareja hacia los hijos que no son suyos. Hasta que punto podía o no participar en cuestiones domésticas o de relación con los educadores.

Ante esta nueva situación, el Código Civil de Catalunya ha introducido recientemente el artículo 236-24 que reconoce los derechos del cónyuge en relación con los hijos que no son suyos pero que conviven con él.

La nueva legislación permite al cónyuge participar en la toma de decisiones sobre los asuntos relativos a esos hijos y en caso de desacuerdo entre el progenitor y su nueva pareja prevalece el criterio del progenitor.

Esta nueva regulación tiene sentido común. Resulta lógico y apropiado que en caso de conflicto prevalezca el criterio del progenitor. Pero no debemos olvidar que estos nuevos miembros no formaban parte del núcleo inicial familiar y pueden llegar a extralimitarse en sus funciones. Se han dado casos en los que incluso exigen a los hijos de sus parejas que se les llame “papa” o “mamá”.

¿Hasta dónde llega el límite de sus derechos?, lógicamente cada caso es distinto pero lo que nunca se tiene que perder de vista es el interés del menor.

Hay que ser muy cuidadosos porqué quizás ese niño no solamente ha de soportar la separación de sus padres, sino que, si es muy pequeño, quizás deba pasar por otra separación más.

En definitiva, se trata de que el niño tenga muy claro quién es su padre y quien su madre y llamar papá y mamá solamente a quienes realmente lo sean.

La atribución de uso de la vivienda familiar en los casos de separación y divorcio


atribución vivienda

De casi todos es sabido que la atribución del uso de la vivienda familiar, cuando el matrimonio entra en crisis y decide romperse, se suele conceder a aquel que se queda con la guarda y custodia de los hijos y que por regla general es la madre.

El argumento principal que utiliza la ley para hacer esta atribución es el interés del menor, con su latinajo “favor filii”.

No quisiera poner en duda el hecho de que los hijos deben de sufrir el menor impacto posible, y en la medida que se pueda, se debe de seguir manteniendo el mismo estatus.

Pero creo que la mejor protección no se basa tanto en la adjudicación del uso de un inmueble determinado sino en que se les garantice el derecho a tener una casa digna con su madre y una casa digna con su padre para que ambos sigan pudiendo ejercer su rol de progenitores.

En este sentido, tengo el deber moral de informar que a pesar de que nuestras leyes todavía no se han acabado de adaptar a la realidad imperante, sí que es cierto que los tribunales y especialmente los especializados en derecho de familia empiezan a estar cada vez más sensibilizados en el tema y entran a valorar la posibilidad de vender el domicilio familiar para repartirlo entre ambos propietarios (cuando la situación económica lo permite)

A pesar de los años que llevamos de ley del divorcio (desde julio del año 1981), en comparación con otros países, el nuestro todavía es muy “novel” en lo que a crisis familiares se refiere.

Esto explica el porqué no se han corregido todavía esas injustas situaciones que muchos de los padres separados sufren al no poder disponer de una vivienda propia puesto que deben de seguir pagando la hipoteca de una casa en la que siguen viviendo su ex mujer y sus hijos.

 

¿Quién paga la urbanización pendiente?


urbanizaciones pendientes

Las entidades financieras y los inversores interesados en adquirir deuda con garantía hipotecaria, suelos y edificios, nos preguntan quién paga las cuotas de urbanización pendientes y de qué forma afecta a las fincas.

Normalmente, estos activos se han adquirido en un proceso concursal, por dación en pago o tras una ejecución hipotecaria. En este escenario, las preguntas más habituales son: ¿cómo debe calificarse en el concurso el crédito del urbanizador, la junta de compensación o el ayuntamiento?, ¿la ejecución de la hipoteca extingue las afecciones urbanísticas?, ¿el inicio de la vía de apremio por impago de la urbanización puede implicar la cancelación de las hipotecas posteriores?, ¿la responsabilidad del nuevo titular es solidaria o subsidiaria respecto al anterior?, ¿la cancelación registral por caducidad de la afección urbanística extingue la obligación de pagar las cuotas de urbanización no abonadas por el anterior propietario?

Estas cuestiones se formulan porque no está coordinada la normativa urbanística, concursal e hipotecaria, y se puede llegar a conclusiones muy distintas en función del órgano que las aplique. A este respecto, como es tradición en nuestra legislación, en el artículo 16.2 del texto refundido de la Ley de suelo de 2008, se establece que los terrenos incluidos en un ámbito sujeto a transformación urbanística están afectos, con el carácter de garantía real, al cumplimiento de los deberes derivados de su transformación, entre los que se incluye el de abonar las cuotas de urbanización. Además, en su artículo 19.1, se establece que el nuevo titular queda subrogado en los derechos y deberes del anterior propietario.

Por tanto, el pago de las cuotas de urbanización pendientes se caracteriza como una obligación legal exigible al nuevo propietario y su cumplimiento está garantizado con la propia finca.

La cuestión se complica cuando entran en juego la legislación hipotecaría urbanística y concursal, y es la Dirección General de los Registros y del Notariado la que las aplica. En su resolución de 11 de marzo de 2013, ha declarado que si consta inscrita sobre la finca la declaración de concurso del titular registral y la apertura de la fase de liquidación, el Ayuntamiento no puede, al margen del concurso, iniciar la vía de apremio para ejecutar su crédito por impago de la urbanización, por lo que tampoco puede trabar embargo sobre la finca. Además, en su resolución de 1 de octubre de 2013, ha establecido que la afección real de la finca al pago de las cuotas de urbanización surge cuando se inscribe el proyecto de reparcelación y se extingue cuando transcurre su plazo de vigencia de siete años (art. 20 del RD 1093/1997, de 4 de julio). Por tanto, si no hay constancia registral de la afección urbanística ni anotación de embargo durante su vigencia, o si ha caducado la afección, la finca no responderá por el impago de las cuotas de urbanización del anterior propietario.

La Dirección General no soluciona todos los problemas señalados, pero aclara el relativo a la vigencia de la garantía real, esto es, la duración de la afección de la finca al cumplimiento de los deberes urbanísticos. No obstante, no aclara si la caducidad de la afección urbanística conlleva también la extinción de la obligación legal. Esta cuestión es relevante porque se produce en muchos desarrollos en los que la urbanización no ha sido completada por el urbanizador ?que normalmente está en concurso y liquidación?, o está finalizada pero deteriorada, o en aquellos casos en los que la afección urbanística inscrita ha caducado y quedan obras por realizar o abonar.

Es necesario legislar para aclarar el alcance de la subrogación del nuevo adquirente en los deberes urbanísticos pendientes y su tratamiento concursal y registral. El inversor debe tener claro si debe descontar el importe de las obligaciones urbanísticas pendientes, ya que le serán exigibles aunque no consten en el registro, o, en su caso, si no hace falta porque la administración pública será responsable frente al tercer adquirente de cualesquiera obligaciones urbanísticas pendientes de cumplimiento por el anterior titular.

 

Fuente: Francisco Bengoetxea. Socio de Ramón y Cajal Abogados

 

Cuándo debes hacer la declaración de la renta


renta 2013

Si quieres saber si tendrás que realizar la declaración de la renta este año, son varios los criterios que se siguen para conocer si tienes o no la obligación de tributar por el impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Si bien aún se desconocen exactamente los criterios de la declaración del año 2014 sobre tu actividad en el  2013, sí que sabemos los criterios utilizados este año y que variarán, si es que lo hacen, en muy poco. Son los siguientes:

No están obligados a presentar declaración por la cuantía y naturaleza de las rentas obtenidas los contribuyentes cuyas rentas procedan exclusivamente de las siguientes fuentes, siempre que no superen ninguno de los límites que en cada caso se señalan, en tributación individual o conjunta:

A) Rendimientos íntegros del trabajo (incluidas, entre otras, las pensiones y haberes pasivos, comprendidos los procedentes del extranjero, así como las pensiones compensatorias y las anualidades por alimentos no exentas) cuyo importe no supere la cantidad de:

  • 22.000 euros anuales, con carácter general.
  • 11.200 euros anuales en los siguientes supuestos:
  1. Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador. Si bien esto está sujeto a excepciones.El límite será de 22.000 euros anuales en los siguientes supuestos:
    1. Cuando, procediendo de más de un pagador, la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros anuales.
    2. Cuando se trate de pensionistas cuyos únicos rendimientos del trabajo sean procedentes de dos o más pagadores, siempre que el importe de las retenciones practicadas por éstos haya sido determinado por la Agencia Tributaria, previa solicitud del contribuyente al efecto, a través del modelo 146 y, además, se cumplan los siguientes requisitos:
      1. Que no haya aumentado a lo largo del ejercicio el número de los pagadores de prestaciones pasivas respecto de los inicialmente comunicados al formular la solicitud.
      2. Que el importe de las prestaciones efectivamente satisfechas por los pagadores no difiera en más de 300 euros anuales del comunicado inicialmente en la solicitud.
      3. Que no se haya producido durante el ejercicio ninguna otra de las circunstancias determinantes de un aumento del tipo de retención previstas en el artículo 87 del Reglamento del IRPF.
  2. Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  3. Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  4. Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

Es importante destacar que en caso de tributación conjunta habrán de tenerse en cuenta los mismos límites cuantitativos señalados anteriormente. No obstante, a efectos de determinar el número de pagadores se atenderá a la situación de cada uno de los miembros de la unidad familiar individualmente considerado. Así, por ejemplo, en una declaración conjunta de ambos cónyuges, cada uno de los cuales percibe sus retribuciones de un único pagador, y el límite determinante de la obligación de declarar es, por tanto, de 22.000 euros anuales.

B) Rendimientos íntegros del capital mobiliario (dividendos de acciones no exentos, intereses de cuentas, de depósitos o de valores de renta fija, etc.) y ganancias patrimoniales (ganancias derivadas de reembolsos de participaciones en Fondos de Inversión, premios por la participación en concursos o juegos, etc.), siempre que unos y otras hayan estado sometidos a retención o ingreso a cuenta y su cuantía global no supere la cantidad de 1.600 euros anuales.

C) Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retenciónderivados de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de la viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales.

2. Igualmente no están obligados a realizar la declaración los contribuyentes que hayan obtenido en el ejercicio 2013 exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario) o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales, sometidos o no a retención, hasta un importe máximo conjunto de 1.000 euros anuales y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 euros, en tributación individual o conjunta.

Fuente: Blog Sanchez Bermejo