En caso de divorcio y un piso pagado a medias, ¿puedo poner mi parte a la venta?


casa-alquiler_560x280

En 2012 me separé. Era pareja de hecho, pero hay convenio de separación porque tengo 2 hijos. La madre se quedó en guardia y custodia y disfruta del usufructo del piso con los hijos. El piso está pagado pero me gustaría saber si puedo plantearle a mi expareja en algún momento que me compre mi parte del piso o bien ponerlo a la venta ya que estoy viviendo de alquiler y además paso pensión por los hijos. Necesito saber si puedo modificar esta situación antes de que los hijos tengan independencia económica. 

 

En este caso, atendiendo a los datos por Usted facilitados y desde un punto de vista obligacional, la respuesta con carácter general es negativa ya que es precisamente el Convenio Regulador el que prescribe los términos y la duración de las nuevas medidas que deben aceptar y soportar; por tanto, no se puede imponer la adquisición de la totalidad (sobre todo si no está sobrada de recursos económicos) a la otra parte, ni la exigencia de la transmisión a un tercero del piso dado que cada uno tiene en propiedad un determinado porcentaje, resultando por tanto baldío el intento de ponerlo a la venta cuando para la compra son necesarias las firmas de los dos copropietarios, salvo que tuviera la suerte de encontrar a un comprador que estuviera interesado en comprar sólo su parte, a pesar de tener que aceptar la carga del usufructo de la vivienda hasta que sus dos hijos alcanzaran la independencia económica, opción sinceramente difícil de llevar a término.

Ahora bien, por supuesto que puede plantear a su expareja la compra de su parte o que el total de la propiedad sea adquirido por un tercero, puesto que mediante este libre acuerdo de voluntades se presupone que los hijos (que entiendo que son mayores de edad), van a seguir manteniendo una situación similar a la actual y muy alejados de cualquier riesgo de exclusión social.

Por el contrario, si los hijos fueran menores de edad y la transmisión de la vivienda fuera a manos de un tercero, también cambiaría el lugar del disfrute del usufructo de sus hijos, y ahí podría entrar a pronunciarse el Ministerio Fiscal y por otro lado también habría que estar atentos a la posible inscripción del usufructo en el Registro de la Propiedad, inscripción que exigiría ser modificada por el posible candidato antes de formalizar la compra de la vivienda.

Fuente: ElConfidencial.com

Que se considera accidente de trabajo


 

accidentes-laborales

Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

Este concepto tiene tres elementos básicos:

  1. Lesión corporal: La lesión implica una acción violenta y súbita producida por un agente externo que provoca un daño, ya sea físico, psíquico o psicosomático.
  2. Cuenta ajena: Trabajar bajo la contratación y directrices de un empresario individual o sociedad. No obstante, la acción protectora de la seguridad social también se amplía aunque de forma más limitada a los trabajadores por cuenta propia.
  3. Nexo causal entre el trabajo y la lesión: La lesión corporal tiene que ser consecuencia del trabajo:
    • Manera directa: Causa directa de la acción del trabajo. Ejemplo: Caída de un operario en una obra.
    • Manera indirecta: Existencia de actos íntimamente ligados con la relación laboral que provocan la lesión. El ejemplo más claro es el trabajador que tiene un accidente de trabajo de camino al trabajo. Los llamados accidente in itinere.

Existe una presunción iuris tantum, es decir, una presunción que establece la ley y que admite prueba en contrario a favor del trabajador, de que toda lesión sufrida durante el tiempo y el lugar de trabajo se considera accidente de trabajo.

Supuestos que sí tiene la consideración

La LGSS contiene una relación de accidentes que tienen la consideración de accidente de trabajo.

  1. Accidentes in itínere: Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.
  2. Actividad sindical. Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.
  3. Movilidad funcional. Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su categoría profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.
  4. Actos de salvamento. Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.
  5. Enfermedad contraídas en el trabajo no catalogadas como enfermedad profesional. Las enfermedades, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.
  6. Enfermedad previa agravada en el trabajo. Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente. Es decir toda enfermedad previa que tenga el trabajador, pero que se vea agravada con el trabajo y que disminuya la capacidad del trabajador para realizar las tareas habituales de su puesto de trabajo es considerado por la jurisprudencia como accidente de trabajo.
  7. Complicaciones de un accidente. Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

Supuestos que se presumen

Se presumirá que son accidentes de trabajo, salvo prueba en contrario, las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo.

Supuestos que no se consideran

  1. Fuerza mayor: Los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose por ésta la que sea de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente. En ningún caso se considerará fuerza mayor extraña al trabajo la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.
  2. Comportamiento doloso del trabajador: Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador accidentado. Se excluye de este supuesto la imprudencia profesional que es consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se deriva de la confianza que éste inspira. Por otro lado esta culpabilidad no será un supuesto excluyente si es realizada por un tercero o por el empresario.

El accidente in itínere

Se consideran accidentes in itinere a los accidentes de trabajo que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar del trabajo desde el domicilio del trabajador. En este sentido, sólo tendrá esta consideración los que se produce en el desplazamiento indispensable que cualquier trabajador tiene que realizar obligatoriamente para acudir a su puesto de trabajo.

Este concepto se construye en base a dos conceptos y la conexión entre ellos: el lugar del trabajo y el domicilio del trabajador. En consecuencia, se exige para calificar un accidente como laboral “in itinere” la simultánea concurrencia de las siguientes circunstancias:

  1. Finalidad: La finalidad principal y directa del viaje esté determina por el trabajo (elemento teleológico)
  2. Trayecto habitual: El trayecto habitual y normal que debe recorrerse desde el domicilio al lugar de trabajo o viceversa (elemento geográfico)
  3. Tiempo prudencial: Dentro del tiempo prudencial que normalmente se invierte en el trayecto (elemento cronológico); o, lo que es igual, que el recorrido no se vea alterado por desviaciones o alteraciones temporales que no sean normales y obedezcan a motivos de interés particular de tal índole que rompan el nexo causal con la ida o la vuelta del trabajo
  4. Transporte habitual: que el trayecto se realice con medio normal de transporte (elemento de inidoneidad del medio).

Teniendo en cuenta la evolución que se produce en las distintas formas de transporte y en las costumbres personales y sociales, la noción de domicilio se amplía para incluir lugares de residencia o, incluso, de estancia o comida distintos de la residencia principal del trabajador.

Las mujeres engordan tras la boda, los hombres después del divorcio


fat

Tanto casarte como divorciarte puede hacerte ganar peso, especialmente si has superado la treintena. Para los hombres, el riesgo de ganar peso aumenta sobre todo tras un divorcio, lo suficiente para tener efectos preocupantes para la salud. Sin embargo, la probabilidad de ganar peso en mujeres se incrementa especialmente en los dos años siguientes a contraer matrimonio, según concluyen Zhenchao Qian y Dmitry Tumin, de la Universidad Estatal de Ohio, en un estudio que han presentado en la reunión anual de la Asociación Sociológica Americana.
Para llegar a esta conclusión analizaron datos de más de 10.000 sujetos desde 1986 a 2008, midiendo el Índice de Masa corporal (IMC), que relaciona el peso y la altura. Y comprobaron que el cambio de estado civil, bien de soltero a casado o de casado a divorciado, es un momento clave en la ganancia de peso. Estudios anteriores demostraban que los hombres mejoran su salud cuando se casan, por lo que “cuando se divorcian pierden ese beneficio, lo que puede explicar que cojan unos kilos de más”, explica Quian.

Fuente: muyinteresante.com

Estas son las etapas con mayor riesgo de separación


Breaking-Up-Couple

La primera de ellas es el inicio de la convivencia. Éste es un momento de adaptación en el que realmente empiezas a conocer de verdad al otro pues ya no solo presenta su mejor cara, sino que también le vemos cuando está enfermo, de mal humor, recién levantado y muestra sus manías y hábitos.

Comenzar a vivir juntos supondrá, además, que ambos tendrán que negociar para llegar a acuerdos en las tareas de la casa, temas económicos, lo que puede dar lugar a algún que otro roce hasta que los límites y normas queden bien establecidos

La llegada del primer hijo

Se trata de un momento, por lo general, muy esperado por la pareja, pero no se puede obviar, que también es una fuente importante de estrés puesto que la responsabilidad de cuidar a un bebé conlleva muchas dudas y miedos. La pareja tendrá que adaptarse a ese nuevo ser que formará parte de la familia y que requerirá de toda la atención de sus padres.

Estancamiento

Otra de las situaciones que pueden llegar a provocar una crisis en la pareja es que vivan un periodo de estancamiento mantenido en el tiempo. Es habitual que ocurra cuando llevan años en pareja y no han dado pasos en común, ya sea casarse, tener hijos, cambio de casa.

Desgaste por circustancias personales

En otras ocasiones no se produce este estancamiento mantenido en el tiempo, pero sí unas circunstancias de convivencia en la pareja que provocarían momentos difíciles. Como en el caso de que la pareja construya su vida en un contexto en el que reina la rutina, no hay casi tiempo de calidad en la pareja y ambos se centran en sus trabajos u obligaciones dejando en un segundo plano a la pareja y llevándola a un estado de desgaste y desilusión que acabará porgenerar problemas de más gravedad.

Contratiempos en la salud o el trabajo

También puede ocurrir que alguno de los miembros del matrimonio padezca algún problema físico o enfermedad mental. En esta circunstancia ambos sufren mucho y puede llegar a suponer momentos de mucha frustración y desequilibrio,pues será uno de ellos el que asuma las riendas y tire de la pareja mientras que el otro se recupera.

Algo similar sucede cuando alguno de los dos se queda sin empleo y empiezan a aparecer problemas de dinero y el otro compensa esa responsabilidad económica. En este caso, el que se queda sin trabajo comienza a sentirse menos útil y pueden surgir sentimientos negativos respecto a su persona y al papel que juega en la pareja y acabar afectando a la relación. Y, por otra parte, el que trabaja más se siente sobrecargado.

Cuando los hijos se van de casa

Otro momento crítico surge cuando los niños se hacen adultos y se van de casa, pero llega lo que se conoce como el síndrome del nido vacío. Esta nueva situación puede suponer un problema cuando la pareja se ha centrado en el cuidado de los hijos.

En muchas ocasiones se encuentran como dos desconocidos que llevan toda la vida viviendo juntos pero que ahora no saben de qué hablar o cómo compartir su tiempo. Esos huecos que antes dedicaban al trabajo ahora han quedado libres y sienten un vacío que tendrán que volver a llenar y aprender a compartir con su pareja

Un hecho traumático

Otra de las circunstancias más difíciles por las que puede pasar una pareja es afrontar un hecho traumático como la muerte de un familiar o la enfermedad de un hijo. Algunas parejas se unen y establecen unos lazos más fuertes. Sin embargo en otras ocasiones conlleva la separación debido a que cada uno se encierra en sí mismo, lo que supone un distanciamiento. Relacionado con ello estarían las cargas familiares de alguno de los miembros de la pareja que pueden provocar una sobrecarga e interferir en la dinámica de la relación.

Los engaños, infidelidades o mentiras vulneran uno de los pilares más importantes en los que se sustenta una pareja: la confianza. Si ésta falla se producirá una espiral de inseguridad y demandas constantes que provocarán un distanciamiento mayor.

Los cambios evolutivos

Por otra parte, no podemos olvidarnos de los cambios evolutivos que en cada uno se sucederán —la menopausia o andropausia, cambios corporales después de los embarazos, dificultades físicas, vejez…—. A todos ellos deberán enfrentarse tanto personalmente como en pareja pues estos cambios repercutirán en el estado de ánimo y en la autoestima de la persona y, por tanto, en el modo de relacionarse con el otro también

Fuente: abc.com

¿Se puede comprar una casa y ponerla a nombre de una menor?


i stock house

La vivienda se puede adquirir a nombre de un menor y éste puede ser el titular, pero actuando los padres o tutores como sus representantes legales (artículos 162 y 267 del Código Civil) y como administradores del bien, y ello es así porque tras la Constitución Española se impone (artículo 10.1) el fomento por parte de los poderes públicos del libre desarrollo de la personalidad, y tras la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor, de modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 2, párrafo segundo se establece que las limitaciones a la capacidad de obrar de los menores se interpretaran de manera restrictiva.

Cuestión de otra índole y especialidades jurídicas distintas podrían ser la exigencia por parte del notario en cuanto a poder acreditar el origen de este dinero o las posibles repercusiones fiscales de titularizar un bien a nombre de un menor que en principio no es la “propietaria” del dinero que va a servir para la compra del bien inmueble. Finalmente y una vez que se eleve a escritura pública (acto recomendable aunque no obligatorio) el contrato de compraventa privado se inscribe la escritura en el Registro de la Propiedad (acto tampoco obligatorio pero aún más recomendable).
Fuente: http://blogs.elconfidencial.com/

Quina és l’edat mínima per a comprar petards


159-30-xiquets

 

El Reglament d’explosius no esmenta de forma concreta a partir de quines edats es poden comprar artificis pirotècnics d’aquestes classes.

Per resoldre aquesta mancança, les diverses subdelegacions del Govern a Catalunya han concretat aquest aspecte mitjançant ordres internes, que indiquen que les persones majors de 18 anys poden adquirir qualsevol artifici dels inclosos en les classes I, II i III.
Per als menors d’aquesta edat, cada Subdelegació del Govern té fixats criteris diferents, els quals es preveuen en les resolucions d’autorització de venda.
No obstant això, l’apartat 1.4 de la Instrucció tècnica complementària núm. 19 del Reglament d’explosius estableix la prohibició de vendre productes pirotècnics de qualsevol tipus a aquelles persones que estiguin sota els efectes de begudes alcohòliques o substàncies estupefaents ni, amb caràcter general, a partir de la mitjanit.

 

¿Cómo prevenir un divorcio?


descarga

“Y vivieron felices para siempre” es una frase difícil de lograr en la vida real. Los cambios naturales de la vida de ambas personas y las circunstancias pueden lograr que un matrimonio feliz considere el divorcio.

Estudios de la Universidad de Washington sostienen que existen factores que predicen un divorcio. Y estos serían los principales:

La crítica

Es común escuchar: “Siempre es tu culpa. Nunca haces bien las cosas. No cambias”. El que critica se coloca en una posición de superioridad a través de mensajes que ridiculizan, burlan o minimizan. Así mismo la persona que recibe todo cosecha un sentimiento de desprecio, poca confianza en sí y pérdida de valor.

El silencio

Castigar a tu pareja con la típica “ley de hielo” causa un gran daño emocional en la relación. El no escuchar, es un tipo de silencio. Refleja el poco interés y respeto a la pareja. Así mismo el no hablar, quedarse callado es una forma de silencio que frustra la relación. Todo eso se acumula en forma de resentimientos y mucho enojo y tarde o temprano terminan hiriéndose más.

El desprecio

Se refiere a la falta de respeto. Trasgredir los límites emocionales con groserías o insultos. Menospreciar a tu pareja humillándolo o haciéndolo sentir menos. Todo esto deja grandes heridas emocionales en la relación perdiendo la confianza en el otro. Esto representa la antesala a la violencia física.

Perder los detalles

“Lo que valen son los pequeños detalles”. Vale la pena demostrarse el cariño y amor con aquello que hace su relación especial. Una llamada deseando buen día, un mensaje, una notita de amor, dedicar una canción, hacer su comida favorita. En fin todo con lo que se pueda retroalimentar, enriquecer y mejorar la relación.

Espacio

Con el tiempo la pareja puede llegar a separarse debido a la rutina, al trabajo, a los hijos. Es importante no acostumbrarse a llevar una vida de soltero estando casado. Fomentar por lo menos una comida al día juntos. Salir de viaje los dos solos. Recordarse mutuamente que el matrimonio es de dos.

Desconocidos

Se ha visto que uno de los componentes para conservar un matrimonio duradero es ver al compañero como un mejor amigo. Esto fomenta el poder conocer más a la pareja. Saber cuáles son los defectos pero convencerse que las cualidades son más importantes. El poder compartir, ser íntegros y tener sentido del humor, une la relación.

Distanciamiento emocional

La clave para vivir en pareja es entenderse el uno al otro. Poder empatizar en los buenos y malos momentos para reforzar el apoyo y compañerismo. Se ha visto que a menudo, las parejas que reportan una falta de deseo por la intimidad sexual está muy ligado a que no sienten intimidad emocional con la pareja.

Falta de sexo

A lo largo de investigaciones en el campo de la sexualidad se ha demostrado que las parejas que tienen menos de dos encuentros sexuales semanales aumentan la probabilidad de que exista una infidelidad. Es muy importante no descuidar la sexualidad propia y de pareja ya que es el vehículo a la unión, a la fidelidad y complicidad.

Fuente: Actitud Fem

Cómo solicitar la prestación de maternidad, adopción o acogimiento


pregnancy-photo

Las prestaciones económicas son gestionadas directamente por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, o por el Instituto Social de la Marina  si se trata de trabajadores incluidos en el campo de aplicación del Régimen Especial del Mar.

El pago del subsidio será realizado directamente por la entidad gestora, pagándose por periodos vencidos.

El subsidio especial por parto, adopción y acogimiento múltiples se abonará en un solo pago al término de las 6 semanas posteriores al parto o a la decisión administrativa o judicial de acogimiento o a la resolución judicial por la que se constituya la adopción, respectivamente.

En el momento de hacer efectivo el subsidio, se deducirá del importe del mismo:

  • La cuantía a que asciende la suma de las aportaciones del trabajador relativas a las cotizaciones a la Seguridad Social, desempleo y formación profesional que procedan, en su caso, para su ingreso en la Tesorería General de la Seguridad Social . El empresario vendrá obligado a ingresar únicamente las aportaciones a su cargo correspondientes a la cotización a la Seguridad Social y por los demás conceptos de recaudación conjunta que, en su caso, procedan.
  • La retención por IRPF.

Solicitud

Recae en el trabajador la iniciativa de solicitar la prestación. La solicitud se formularán en los modelos normalizados establecidos por la Administración de la Seguridad Social que indicamos a continuación, en los diferentes idiomas disponibles en la Seguridad Social.

  1. Español
  2. Catalán.
  3. Gallego.
  4. Euskera.
  5. Valenciano

Además se deben acompañar con los siguientes documentos para el trámite de maternidad. En primer lugar, la acreditación de identidad de los solicitantes mediante el DNI o pasaporte en caso de extranjeros, y además:

  1. Por nacimiento:
    • Informe de maternidad.
    • Libro de familia o, en su defecto, certificación de la inscripción del hijo o hijos en el Registro Civil. Cuando el descanso se haya iniciado con anterioridad al parto, se presentará una vez practicada la inscripción registral del hijo.
    • Si la madre cede parte del descanso al otro progenitor se debe presentar cumplimentada la hoja nº 5 del formulario Además, si es funcionaria y no está incluida en el Régimen General de la Seguridad Social se aportará un certificado, expedido por la unidad de personal de su centro de trabajo, indicando si le es de aplicación la Ley 7/2007, del Estatuto Básico del Empleado Público, así como la situación administrativa en la que se encuentra y el período de licencia por maternidad.
    • Si la madre ejerce una actividad profesional que no dé lugar al alta en el sistema de la Seguridad Social, se presentará un certificado que acredite la inexistencia del derecho a prestaciones en la mutualidad de previsión social establecida por el correspondiente colegio profesional, indicando la causa, o, en su caso, justificación de la no inclusión de la interesada en una mutualidad de previsión alternativa.
  2. Por adopción, acogimiento o tutela:
    • La resolución judicial por la que se constituye la adopción o tutela, o bien la resolución administrativa o judicial por la que se concede el acogimiento familiar, tanto preadoptivo como permanente o simple, siempre que, en este último caso, su duración no sea inferior a un año, y aunque dichos acogimientos sean provisionales. En el caso del acogimiento simple se estimará válida la comunicación del organismo de las comunidades autónomas que lo regulen.
    • Cuando se trate de adopción o acogimiento de menores, mayores de seis años, si los menores son discapacitados, deberán presentar certificación del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) u órgano competente de la comunidad autónoma respectiva, acreditativa de que el adoptado o acogido presenta un grado de discapacidad igual o superior al 33 por 100, o certificación de la entidad pública competente en materia de protección de menores, acreditativa de que el adoptado o acogido, por sus circunstancias personales o por provenir del extranjero, tiene especiales dificultades de inserción social o familiar.
    • En su caso, libro de familia o, en su defecto, certificación de la inscripción del hijo o hijos en el Registro Civil.
    • En el caso de que ambos progenitores trabajen, el período de suspensión se distribuirá a opción de los interesados, que podrán disfrutarlo de forma simultánea o sucesiva, siempre con períodos ininterrumpidos. Para ello deben cumplimentar la hoja nº 5 de esta solicitud.

Resolución

A la vista de la documentación presentada, el plazo máximo para resolver y notificar el procedimiento iniciado será de 30 días que se contarán desde la fecha en la que su solicitud ha tenido entrada en el registro de la Dirección Provincial del INSS.

La prestación podrá ser denegada, anulada, suspendida o extinguida, cuando el beneficiario:

  • Actúe fraudulentamente para obtener o conservar la prestación.
  • Trabaje por cuenta propia o ajena durante los correspondientes períodos de descanso, salvo si se trata de la percepción de un subsidio por maternidad en régimen de jornada a tiempo parcial o en los supuestos de pluriempleo y pluriactividad.

Control

El facultativo del Servicio Público de Salud que atienda a la trabajadora embarazada expedirá un informe de maternidad en el que se certificarán, según los casos:

  • Fecha probable del parto, cuando la trabajadora inicie el descanso con anterioridad a aquél.
  • Fecha del parto.

El informe de maternidad constará de un original y tres copias:

  • El original se entregará a la trabajadora junto con una copia para que la presente en la empresa en el plazo de 7 días (si se trata de trabajadoras por cuenta ajena).
  • Otra copia se tramitará a la Inspección de Servicios Sanitarios u órgano equivalente del Servicio Público de Salud correspondiente.
  • La última copia quedará en poder del facultativo.

Cuando la trabajadora se encontrara en situación de incapacidad temporal iniciada antes del parto, el facultativo deberá extenderle, simultáneamente, un parte de alta médica por inicio de la situación de maternidad.

El Servicio Público de Salud remitirá a la Entidad gestora el informe de maternidad y el parte de alta médica en el plazo de los 5 días naturales siguientes al de su expedición.

Fuente: www.cuestioneslaborales.es

Cinco claves para que tu relación de pareja funcione mejor


images

Cuando ya llevamos cierto tiempo con nuestro pareja, es normal que con la confianza y la rutina del día a día vayan surgiendo ciertas diferencias, enfados o simplemente distintos puntos de vista. De hecho, esto es algo completamente normal ya que al fin y al cabo somos humanos que sentimos y padecemos. Simplemente es importante que cuando pase algo que no nos gusta, decírselo a nuestro novio/a de manera respetuosa y compresiva.
Creo que la confianza es una de los pilares más básicos de la pareja, y si simplemente nos dedicamos a vivir en una nube de amor continuo y exacerbado, la relación estará destinada al fracaso antes o después. ¿Y a ti? ¿Te interesa como vivir tu amor pero teniendo los pies un poco en el suelo? Pues si es así no te pierdas el siguiente artículo:

Comunicación ante todo

Como he explicado al principio del artículo, este punto es el más importante en el que se tiene que basar una relación de pareja. Muchos pensarán que simplemente basta en “hablar mucho”, pero no es solo eso. Es muy importante tener una conversación profunda, donde nos “desnudemos” nuestro interior para que la otra persona nos conozca tal y como somos. Así mismo, con una buena comunicación y confianza, conseguiremos resolver los problemas mucho antes. Si los dejamos encerrados dentro de nosotros mismos, es normal que a la larga salgan pero con rabia y rencor por nuestra parte.

Respeto y empatía

De nada sirve comunicarnos si no lo hacemos de la manera correcta. Es decir, tenemos siempre que exponer nuestros puntos de vista de manera respetuosa, argumentada y sin obviamente haciendo chantaje emocional. También es importante que cuando la otra parte exponga también su opinión, en la medida de posible hay que ponerse un poco de su parte para comprenderla. Recuerden que la persona que tienen delante es supuestamente a la que más aman de toda su vida. Por ello, se antoja muy importante darle el respeto que se merece.

Juntos pero no fusionados

Muchas parejas sienten al principio de su romance que tienen que estar juntos las 24 horas del día. Es completamente normal tener al principio por la novedad que supone estar con una persona nueva. Sin embargo, hay que tener cuidado con esto. Nos podemos convertir en auténticos dependientes emocionales que solo encuentran la felicidad estando con sus parejas. Para evitar esto, sal de vez en cuando con tus amigos, haz planes con gente distinta y en definitiva ten vida social más allá de tu pareja. La amistad es uno de los tesoros más valiosos que tiene el ser humano a los que hay que cuidar para que nos dure toda la vida.

El sexo es importante

Antes hablaba de la importancia de desnudar nuestro interior. Pues también hay que hacerlo por fuera. Mantener relaciones sexuales debe tomarse como un aspecto más de nuestra relación que hay que ir explorando poco a poco y sobre todo juntos. Además, también es una gran vía de escape para limar asperezas y liberar todo el estrés y las tensiones que hayamos tenido tras una larga discusión que no lleva a ningún lado.

Dar y recibir casi a partes iguales

Atrás quedaron esos tiempos donde el varón era el único que tenía que pagar todas las comidas, agasajar a las mujer con todo tipo de variopintos regalos o flores cada día. Esa visión de la pareja está ya algo desfasada y anticuada. En una relación de dos, como bien su nombre indica, tiene que haber amor y afecto en partes iguales. Con esto no me refiero que tenga que ser un 50% continuo. No está bien contabilizar absolutamente todo lo que nos regalan. Simplemente hay que darse cuenta que si nuestra pareja nos regala algo, no estaría de más que cuando nosotros buenamente podamos, hagamos lo mismo.  –

 

Fuente: lamenteesmaravillosa.com

Los hijos adultos del divorcio


390908_162137_1

Aunque todo el mundo cree que los niños son los mayores damnificados con la separación de sus padres, también es traumática cuando ya son grandes.

Una de las grandes preocupaciones del divorcio es su impacto en los hijos. Pero los padres solo piensan en eso cuando estos son pequeños. Aún más, muchos esperan a que crezcan para anunciarles que se separan. La mayoría cree que si sus hijos ya son adultos, pueden resistir el golpe más fácilmente.

Los hijos adultos del divorcio son un fenómeno en crecimiento en el mundo. En Estados Unidos el número de parejas mayores de 60 años que acaba su matrimonio ha aumentado un tercio en los últimos diez años.

La ruptura, según Victoria Cabrera, investigadora de la Universidad de la Sabana, llega en una etapa de la vida cuando confluyen dos temas cruciales: la jubilación y el nido vacío, momento en que los hijos se marchan de la casa y la pareja vuelve a estar sola. Muchos no logran ajustar su vida conyugal a esa nueva realidad y se separan sin importar si tienen bodas de plata o de oro a cuestas. Como además el divorcio ya no es un estigma, el aumento de la expectativa de vida les hace pensar que aún tienen tiempo para empezar de nuevo.

Pero lo que nadie imagina es que para un hijo recibir ese golpe después de los 20 años puede ser más dañino que cuando es niño porque los padres ya no hacen el menor esfuerzo por protegerlos. Por el contrario, por ser adultos no ponen límites y les revelan intimidades de la relación o buscan en ellos aliados, psicólogos, abogados y amigos.

Según la socióloga Constance Ahron, autora del libro We are still a family, algunos hijos adultos sienten la pérdida de la familia tal y como la vive un niño. Es posible que experimenten rabia por el ‘culpable’ de la ruptura; también es frecuente que sientan culpa, sobre todo cuando ellos escuchan de sus padres que vivieron una vida miserable solo por mantenerles a ellos la idea de familia perfecta. Ante esto, los hijos se sienten confundidos porque creen que sus progenitores tenían un buen matrimonio y esa imagen idealizada se rompe en un santiamén.

Los expertos señalan qué deben hacer los miembros de la familia para evitar sufrimiento adicional durante el divorcio.

Hijos: No se dejen enredar

Los expertos recomiendan mantenerse aislados de las peleas de sus padres. “No se involucren, no tomen partido ni se vuelvan consejeros o depositarios de los consejos de la pareja”, dice la psicóloga Nelly Rojas. También sugieren que hagan su propio duelo pues si no cierran este ciclo es posible que pasen sus dudas y temores a sus propias relaciones amorosas.

Padres: protejan a sus hijos

La psicóloga Victoria Cabrera aconseja comunicar a sus hijos la decisión de separarse con claridad para que entiendan sus motivos. Pero a ninguna edad les deben revelar detalles de su vida íntima. “Lo ideal es que den ejemplo y le transmitan a sus hijos la idea de que el amor por ellos no cambiará aunque ya no vivan juntos”.

Fuente: www.semana.com