Hasta que punto puedo participar en la educación de los hijos de mi pareja


 

Imagen

La instauración del divorcio ha traído consigo la creación de nuevas familias recompuestas en la que uno de los dos tiene la custodia de los hijos y por lo tanto conviven con la nueva pareja.

Se abría aquí un debate, en nuestra sociedad, sobre el rol que podía ejercer el otro miembro de la pareja hacia los hijos que no son suyos. Hasta que punto podía o no participar en cuestiones domésticas o de relación con los educadores.

Ante esta nueva situación, el Código Civil de Catalunya ha introducido recientemente el artículo 236-24 que reconoce los derechos del cónyuge en relación con los hijos que no son suyos pero que conviven con él.

La nueva legislación permite al cónyuge participar en la toma de decisiones sobre los asuntos relativos a esos hijos y en caso de desacuerdo entre el progenitor y su nueva pareja prevalece el criterio del progenitor.

Esta nueva regulación tiene sentido común. Resulta lógico y apropiado que en caso de conflicto prevalezca el criterio del progenitor. Pero no debemos olvidar que estos nuevos miembros no formaban parte del núcleo inicial familiar y pueden llegar a extralimitarse en sus funciones. Se han dado casos en los que incluso exigen a los hijos de sus parejas que se les llame “papa” o “mamá”.

¿Hasta dónde llega el límite de sus derechos?, lógicamente cada caso es distinto pero lo que nunca se tiene que perder de vista es el interés del menor.

Hay que ser muy cuidadosos porqué quizás ese niño no solamente ha de soportar la separación de sus padres, sino que, si es muy pequeño, quizás deba pasar por otra separación más.

En definitiva, se trata de que el niño tenga muy claro quién es su padre y quien su madre y llamar papá y mamá solamente a quienes realmente lo sean.

Anuncios

Los laboratorios no podrán hacer ‘regalos’ a los médicos


glaxo

La industria farmacéutica española ha reforzado su código de buenas prácticas con una serie de medidas que buscan garantizar la buena imagen del sector y que se implantarían antes de julio de 2014.

El sector farmacéutico se encuentra fuertemente regulado en materia de precios. En lo que corresponde a su conducta ética, en cambio, la industria se autorregula a través de un exigente código deontológico, que se renueva de forma periódica.

Entre las principales novedades de este código de buenas prácticas están:

– El lugar de celebración de una reunión científica no podrá ser turístico o estar ligado fundamentalmente a actividades lúdicas, recreativas o deportivas.

– El contenido científico deberá ocupar, al menos, el 60% de cada jornada.

– No se permitirá la presencia de acompañantes, aun cuando se paguen sus propios gastos.

– Salvo casosjustificados, no se podrá pagar a profesionales sanitarios a través de terceros.

– Los procedimientos deben constar por escrito y el laboratorio deberá entregar una copia de los mismos a la unidad de Supervisión Deontológica si ésta lo solicita. Entre las más llamativas, se encuentra la prohibición a los laboratorios de permitir la presencia de acompañantes en las reuniones científicas, “aun cuando se paguen sus propios gastos”.

La  misión de este código tiene como objetivo “evitar situaciones que puedan suponer una imagen inadecuada para la industria farmacéutica”.

Esta misma semana, la farmacéutica británica GlaxoSmithKline (GSK) ha ido un paso más allá al anunciar que dejará de pagar a los médicos para que promocionen sus productos en conferencias, en un afán por limpiar su imagen después de los recientes escándalos de sobornos y otras prácticas ilícitas.

GSK también cancelará los incentivos por ventas individuales de sus visitadores médicos, y dejará de sufragar los viajes de los profesionales sanitarios para asistir a congresos.

El nuevo código de Farmaindustria, que contribuye a armonizar los límites éticos de actuación de los laboratorios españoles con las demás normas europeas, prevé pocos cambios en cuanto a los límites en los regalos a los facultativos.

Desde hace años, Farmaindustria prohibe toda entrega de obsequios, en efectivo o en especie. Como excepción, sí se pueden regalar utensilios de uso profesional para la práctica médica o farmacéutica, o artículos de escritorio, que en ningún caso podrán superar un valor de 10 euros. En cuanto a la entrega de materiales formativos o informativos, no pueden rebasar los 60 euros.

En total, 217 grupos farmacéuticos que operan en España están sujetos a estas normas, es decir, más del 95% del sector. Para garantizar su cumplimiento, la unidad de Supervisión Deontológica (USD), un organismo externo vinculado a Farmaindustria, tiene capacidad sancionadora cuando no se cumplen las pautas que marca el código ético.

Fuente: Expansión.com

UN CACHEO Y UN REGISTRO NO SON LO MISMO


cacheo aeropuerto

Aunque para la Real Academia Española, las palabras “cacheo” y “registro” son prácticamente sinónimos, jurídicamente tienen un tratamiento distinto, puesto que el cacheo consiste en una actividad defensiva, protectora y de constatación y el registro en sí, tiene una finalidad indagatoria e investigadora.

El cacheo consiste en la palpación externa del cuerpo, vestiduras e indumentaria, incluyendo los objetos personales o equipaje de mano, con la finalidad de descubrir objetos no permitidos o peligrosos (como armas o drogas), efectos del delito o medios de prueba ocultos entre la ropa o el cuerpo del sospechoso.

Aunque de forma excepcional, en el cacheo, se puede obligar a una persona a expulsar droga escondida en la boca con la finalidad de ocultación. Esta acción es una intervención corporal con finalidad de búsqueda y aprehensión de los efectos de un delito contra la salud pública, pero equivalente a un vulgar cacheo. Nunca puede alcanzar la trascendencia de una inspección anal o vaginal.

Sí se realizase este último tipo de inspección estaríamos hablando de un registro. Esto ocurre, por ejemplo, cuando a un preso se le realiza este tipo de registros para ver si oculta drogas en su cuerpo o cuando los agentes de policía entran en una vivienda o un coche buscando indicios.

Este tipo de registros, implican ya una finalidad indagatoria e investigadora, y una búsqueda de elementos probatorios. Aquí, estamos hablando de una actuación policial que excede la mera actividad administrativa y, se sitúa ya plenamente en el terreno de la policía judicial, que intenta averiguar y perseguir los ilícitos penales, por ello, siempre se hará por petición o bajo supervisión de la autoridad judicial. Porque de no ser así, se estaría vulnerando el artículo 18 de nuestra Constitución que reconoce el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

La cobertura penal del cacheo reside en el art. 282 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que se establece “que los funcionarios de policía tienen la obligación de investigar los delitos, practicar las diligencias para comprobarlos y descubrir a los delincuentes y recoger todos los efectos, instrumentos o pruebas del delito de cuya desaparición hubiere peligro, poniéndolo a disposición de la Autoridad Judicial”.

Por tanto, la ley permite los cacheos, entendiéndolos siempre como inspecciones o intervenciones que no invaden las zonas íntimas, puesto que en caso contrario, sería un registro y precisarían de una autorización judicial motivada.

FUENTE: CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL

El testamento vital para una muerte digna


doc a10

Morir de una manera más digna es posible. El conocido como testamento vital posibilita que en el caso de que una persona sufra una enfermedad terminal pueda decidir finalizar con su vida limitando la asistencia terapéutica y sanitaria que recibe.

El testamento vital afecta a situaciones sanitarias concretas como el daño cerebral severo e irreversible, es decir, coma irreversible o estado vegetativo, persistente y prolongado. Asimismo a enfermedades en fase muy avanzada ya sea por cáncer diseminado o por enfermedad degenerativa del sistema nervioso o muscular, que no responde al tratamiento y que impide la movilidad y la capacidad de relación de la persona enferma. La demencia de causa degenerativa, grave e irreversible también se contempla entre las situaciones sanitarias.
En este sentido y sobre estas situaciones sanitarias, las actuaciones que se contemplan en los casos anteriores son el rechazo o aceptación de las medidas de soporte vital, reanimación o cualquier otra que busque prolongar la supervivencia de la persona. Asimismo los tratamientos para paliar al máximo el dolor, sufrimiento o angustia extrema, aunque eso pueda acortar la vida del paciente. Por otro lado, la persona afectada puede descartar un tratamiento o terapia sobre la cual no se haya demostrado su efectividad o no esté específicamente destinada a aliviar el dolor.
En el caso de ser mujer y estar embarazada, el testamento vitalicio recoge que se pueda mantener el soporte vital necesario para mantener al feto con vida en condiciones viables de nacer.
Fuente: ideal.es

Cómo hacer una factura si eres freelance


factura freelance

Si lo que deseas es hacer tu factura utilizando word, excel o cualquier otro programa que te permita hacer algo parecido, deberás saber que los requisitos para realizar una factura son los siguientes:

  1. Número de la factura y, en su caso, serie de facturas correlativas.
  2. La fecha de su expedición.
  3. Nombre y apellidos, razón o denominación social completa, y NIF tanto tuyo, como del destinatario de las operaciones.
  4. Domicilio, tanto tuyo, como del destinatario de las operaciones. La excepción está aquí, cuando el destinatario de las operaciones sea una persona física que no actúe como empresario o profesional, en ese caso no será obligatoria la consignación de su domicilio.
  5. Descripción de las operaciones, consignándose todos los datos necesarios para la determinación de la base imponible del IVA.
  6. El tipo o tipos impositivos, en su caso, aplicados a las operaciones. En caso de que tu actividad facture con IVA, tendrás que calcularlo sobre la base imponible, igualmente, si tu actividad como freelance lleva retención, tendrás que aplicar sobre la misma base imponible el cálculo del 21% o 9% si aplicas la retención reducida en las facturas.
  7. La cuota tributaria que se repercuta, que deberá consignarse por separado.
  8. La fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.

 

Si el destinatario de las facturas es un empresario o profesional que actúe como tal, la expedición deberá realizarse dentro del plazo de un mes contado a partir de dicho día. En cualquier caso, estas facturas deberán ser expedidas antes del día 16 del mes siguiente al período de liquidación del IVA en el curso del cual se hayan realizado las operaciones.

Por último decir que los originales de las facturas o documentos sustitutivos tienen que remitirse por los obligados a su expedición o en su nombre a los destinatarios de las operaciones que en ellos se documentan.

Fuente: http://e-autonomos.es/blog