Ofertas de trabajo y encuestas sospechosas


fraude laboral

Distintas modalidades de fraude en ofertas laborales

Desde negocios piramidales en los que el que se cree un trabajador no es más que un cliente de la empresa hasta anuncios de puestos de trabajo cuyo contacto es un teléfono de tarificación adicional, que hace ganar dinero al que recibe la llamada.

Ofertas que sólo buscan captar datos personales

Otra posibilidad de las ofertas que llegan a través del correo electrónico o de sms es que, en lugar de pedir un pago de dinero, lo que pretende el ofertante es captar los datos de los usuarios para incluirlos en listas de spam.

El usuario cree estar interesándose por una oportunidad laboral muy atractiva con ganchos como “para los mejores gerentes se otorgan bonos a parte del sueldo fijo de 1.500 euros al mes, 2.500 por jornada completa” o “he ganado 136,419 euros en solamente 20 semanas desde que aplico el método y las instrucciones de Julien, el millonario”.

Sin embargo, lo que está haciendo realmente es enviar sus datos personales listas de envío de publicidad masiva, e incluso, ser víctima de ataques de seguridad.

Encuestas que supuestamente te harán ganar mucho dinero

Una modalidad más de fraude laboral que se encuentran aquellos que buscan empleo por internet es el de “¿Te imaginas cuánto podrías estar ganando completando tan sólo unos cuantos de estos cuestionarios todos los días?”, es decir, ganar dinero rellenando encuestas.

Se ofrece la posibilidad de tener un ingreso extra desde casa con tan sólo rellenar unos cuestionarios mediante el ordenador para empresas que necesitan la opinión de los consumidores. Pero el acceso a estos cuestionarios no es gratis.

El usuario debe pagar incluso más de 25 euros por unas listas de direcciones donde supuestamente encontrará las bases de datos con estas empresas.

Ofertas de trabajo que remiten a teléfonos de tarificación adicional

FACUA ha denunciado varios anuncios de trabajo entre los que se encuentra una oferta que solicita “jornaleros para diversas campañas de recogida de fruta”. Para ponerse en contacto con el supuesto demandante señala “para más información pregunten por Claudia al teléfono 668803593”.

Luego se ha podido comprobar cómo al llamar al número indicado una locución remite al número de tarificación adicional 806514296 e insiste en la necesidad de ponerse en contacto por esta vía, “si llama usted por la oferta de trabajo no deje ningún mensaje ya que no podemos procesarlos, llame al número que le acabo de indicar”.

El modo en el que este número es ofrecido a los usuarios es de dos en dos cifras para tratar de evitar que el interesado caiga en la cuenta de que está llamando a un 806, señala la asociación.

Las llamadas a las líneas con prefijos 803, 806 y 807 varían su precio en función no sólo de la duración, sino de la cuarta cifra de los teléfonos. FACUA advierte que la llamada a este teléfono 806, de tarificación adicional, tiene un coste por minuto desde redes fijas entre 0,91 euros y 1,21 euros; y desde dispositivos móviles, entre 1,27 euros y 1,57 euros, IVA incluido.

Si los timadores consiguen entretener 30 minutos al usuario, el tiempo máximo que pueden durar estas llamadas, haciéndole preguntas sobre su currículum y disponibilidad, su precio alcanzará entre 27,30 y 36,30 euros desde la red fija; y entre 38,10 y 47,10 euros desde los dispositivos móviles, IVA incluido.

Asimismo, FACUA recuerda que el artículo 5.3.3.6 de la Resolución de 15 de septiembre de 2004, de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, por la que se dispone la publicación del Código de Conducta para la prestación de los Servicios de Tarificación Adicional, señala que “los servicios destinados a solicitar u ofrecer empleo o trabajo, directa o indirectamente, ya sea remunerado o sin remunerar, no podrán ofrecerse por medio de llamadas a números de tarificación adicional”.

“Hágase rico, o casi, fabricando productos desde casa”

Otro de los casos es el “hágase rico, o casi, fabricando productos desde casa”. El dinero que se solicita es el teórico coste del material con el que el usuario se dedicará a fabricar productos desde casa para venderlo a través de la empresa.

Después, el afectado cae en la cuenta de que en realidad no ha hecho más que comprarles un material inútil con el que no ganará lo prometido.

Supuestos empleos condicionados a la contratación de cursos

Determinadas academias de enseñanza muestran en su publicidad la falsa promesa de que el usuario encontrará empleo en cuanto finalice uno de sus cursos por sus supuestas relaciones con determinadas empresas. Más lejos llegan centros de enseñanza que en sus anuncios se hacen pasar por ofertantes de empleo y los condicionan a la contratación de cursos.

Negocios piramidales

También hay negocios piramidales en los que el supuesto trabajador debe comprar productos a la empresa para revenderlos captando nuevos empleados. En realidad, los afectados no son más que clientes de la compañía que les hace creer que se harán ricos en poco tiempo, cuando en realidad pueden acabar arruinados.

Mediadores en transacciones que no son más que muleros en el blanqueo de dinero

Otra técnica consiste en hacer creer al usuario que ganará mucho dinero actuando como mediador en transacciones internacionales. Para ello debe recibir transferencias en su cuenta bancaria y reingresar el dinero en otro número de cuenta quedándose con una pequeña comisión.

Así, actúa sin saberlo como mulero en un negocio de blanqueo de dinero que puede acarrearle consecuencias penales.

Ofertas publicadas como trabajo pero que no tienen remuneración

La crisis está haciendo proliferar anuncios en los que se publicita una oferta de trabajo donde el “empleado” no va a tener ninguna remuneración. Sin embargo, entre los requisitos para los candidatos se encuentran la alta cualificación, la calidad del trabajo que realice y la seriedad en los plazos del mismo.

Tal es el caso denunciado por FACUA publicado en el portal de empleo Jobomas, donde se solicita un “periodista redactor para portal web” para Barcelona entre las ofertas de empleo. “Los candidatos deberán ser capaces de redactar noticias, realizar entrevistas y/o reportajes, hacer búsquedas del material gráfico que alimente el texto y adaptar la información al medio digital”, apunta el anuncio.

Y añade una nota, “la participación nos será reconocida económicamente, más que la difusión del trabajo y el realizador correspondiente”.

 

Fuente: Organización de consumidores FACUA

Anuncios

¿Quién de la empresa está legitimado para negociar en caso de despido colectivo?


despido colectivo

La intervención como interlocutores ante la dirección de la empresa en el procedimiento de consultas corresponde a las secciones sindicales cuando éstas así lo acuerden, siempre que tengan la representación mayoritaria en los comités de empresa o entre los delegados de personal de los centros de trabajo afectados, en cuyo caso representarán a todos los trabajadores de los centros afectados.

En su defecto, la intervención como interlocutores se rige por las siguientes reglas:

a) Si el procedimiento afecta a un único centro de trabajo, corresponde al comité de empresa o a los delegados de personal. En el supuesto de que en el centro de trabajo no exista representación legal de los trabajadores, estos pueden optar por atribuir su representación para la negociación del acuerdo, a su elección, a una comisión de un máximo de tres miembros integrada por trabajadores de la propia empresa y elegida por éstos democráticamente o a una comisión de igual número de componentes designados, según su representatividad, por los sindicatos más representativos y representativos del sector al que pertenezca la empresa y que estuvieran legitimados para formar parte de la comisión negociadora del convenio colectivo de aplicación a la misma.

En el supuesto de que la negociación se realice con la comisión cuyos miembros sean designados por los sindicatos, el empresario puede atribuir su representación a las organizaciones empresariales en las que estuviera integrado, pudiendo ser las mismas más representativas a nivel autonómico, y con independencia de la organización en la que esté integrado tenga carácter intersectorial o sectorial.

b) Si el procedimiento afecta a más de un centro de trabajo, la intervención como interlocutores corresponde, en primer lugar, al comité intercentros, siempre que tenga atribuida esa función en el convenio colectivo en que se hubiera acordado su creación. En otro caso, a una comisión representativa que se constituirá de acuerdo con las siguientes reglas:

1ª) Si todos los centros de trabajo afectados por el procedimiento cuentan con representantes legales de los trabajadores, la comisión estará integrada por estos.

2ª) Si alguno de los centros de trabajo afectados cuenta con representantes legales de los trabajadores y otros no, la comisión estará integrada únicamente por representantes legales de los trabajadores de los centros que cuenten con dichos representantes. Y ello salvo que los trabajadores de los centros que no cuenten con representantes legales opten por designar la comisión a que se refiere (marginal nº 2091), en cuyo caso la comisión representativa estará integrada conjuntamente por representantes legales de los trabajadores y por miembros de las comisiones previstas en dicho párrafo, en proporción al número de trabajadores que representen.

En el supuesto de que uno o varios centros de trabajo afectados por el procedimiento que no cuenten con representantes legales de los trabajadores opten por no designar la comisión descrita en el nº 2091, su representación se asignará a los representantes legales de los trabajadores de los centros de trabajo afectados que cuenten con ellos, en proporción al número de trabajadores que representen.

3ª) Si ninguno de los centros de trabajo afectados por el procedimiento cuenta con representantes legales de los trabajadores, la comisión representativa estará integrada por quienes sean elegidos por y entre los miembros de las comisiones designadas en los centros de trabajo afectados conforme a lo dispuesto en el marginal nº 2091 de la obra, en proporción al número de trabajadores que representen.

En todos estos supuestos, si como resultado de la aplicación de las reglas indicadas anteriormente el número inicial de representantes fuese superior a 13, estos elegirán por y entre ellos a un máximo de trece, en proporción al número de trabajadores que representen.

Por otra parte, la comisión representativa de los trabajadores debe quedar constituida con carácter previo a la comunicación empresarial de inicio del procedimiento de consultas. A estos efectos, la dirección de la empresa debe comunicar de manera fehaciente a los trabajadores o a sus representantes su intención de iniciar el procedimiento de modificación sustancial de condiciones de trabajo.

El plazo máximo para la constitución de la comisión representativa es de 7 días desde la fecha de la referida comunicación, salvo que alguno de los centros de trabajo que vaya a estar afectado por el procedimiento no cuente con representantes legales de los trabajadores, en cuyo caso el plazo es de 15 días.

Transcurrido el plazo máximo para la constitución de la comisión representativa, la dirección de la empresa puede comunicar el inicio del período de consultas a los representantes de los trabajadores. La falta de constitución de la comisión representativa no impide el inicio y transcurso del período de consultas, y su constitución con posterioridad al inicio del mismo no comportará, en ningún caso, la ampliación de su duración.

La comisión negociadora de los procedimientos en representación de los trabajadores deben establecer en su acta de constitución que se constituyen como órgano colegiado en cuanto a la formación de su voluntad y el carácter vinculante de sus decisiones.

Pluriactividad o pluriempleo: cómo se cotiza


pluriempleo

El sentido común asimila ambos términos bajo la misma definición: el de una persona que obtiene los réditos de su trabajo en diferentes empresas y emprendimientos laborales.

Sin embargo, hay una distinción entre ambas, que tiene sus implicaciones en el régimen de la Seguridad Social y genera obligaciones diferentes tanto para el trabajador como para el empleador:

  1. Pluriempleo: es el desempeño de actividades laborales que se encuadren dentro del mismo régimen de cotización a la Seguridad Social.

Un ejemplo posible es el de un empleado de comercio que trabaja de ocho a tres en una tienda y de cinco a nueve en otra. Esta simultaneidad dentro del mismo régimen de cotización se contempla como pluriempleo a efectos legales, por lo que implica un mecanismo particular en el modo de cotizar.

Para quien se encuentra en esta situación, el Estado limita la base de cotización máxima. Es decir, por más horas y empresas en las que se desempeñe como trabajador, las cotizaciones en la Seguridad Social serán compartidas por todas las empresas implicadas de manera proporcional al sueldo y sin exceder la base máxima de cotización establecida en 3.230 euros.

  1. Pluriactividad: hace referencia al desempeño laboral de trabajos en distintos regímenes de cotización. Es la situación de quien trabaja por cuenta ajena en una empresa y además realiza una actividad como autónomo. En este caso, la cotización se hará en ambos regímenes y, una vez terminada su vida laboral, el trabajador podrá acceder a ambas pensiones de jubilación siempre que se cumplan los requisitos exigidos por separado en cada régimen.

Pero si en el momento de la jubilación no se está en situación de alta o asimilada en alguno de dichos regímenes, será necesario que las cotizaciones acreditadas en cada uno se superpongan al menos durante 15 años para acceder al beneficio. En cambio, cuando se acreditan cotizaciones en distintos regímenes y no se causa derecho a pensión en alguno, las bases de cotización acreditadas en este último podrán ser acumuladas a las del régimen bajo el cual pueda accederse a la pensión.

Autónomos, simultaneidad con otros regímenes

Si estando en situación de pluriactividad se cotiza en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) a la vez que en cualquier otro régimen de la Seguridad Social, es posible acceder a la devolución del 50% del excedente. El requisito es que la suma de las cuotas ingresadas por contingencias comunes (accidente no laboral y enfermedad común) y de las cuotas ingresadas por autónomos supere los 10.860 euros. Sobre el exceso de estas cotizaciones, se devolverá el 50%.

Fuente:consumer.es

Ofertas laborales fraudulentas


trabajos fraudulentos

 

Pagar por trabajar en el extranjero

Ante la situación de desempleo y precariedad vigente, organizaciones de consumidores como FACUA han detectado la aparición de ofertas de empleo para supuestamente trabajar de canguro o cuidador en el extranjero a cambio de tener que pagar una cuota previa.

Muchos de estos anuncios utilizan la imagen de una familia modélica y persuaden al candidato para después cobrarle por gastos administrativos a través de plataformas que no permiten dejar rastro alguno del pago.

El spam de la crisis: piden dinero para falsos gastos administrativos

Otro de los diez tipos de fraudes que FACUA ha identificado es ofertar un trabajo a través de distintas vías, entre ellas correos electrónicos spam, y cuando el usuario se interesa, solicitarle que ingrese en una cuenta bancaria una cantidad para unos supuestos gastos del contrato o del envío del material para trabajar.

Tras abonar lo que le pide, la empresa desaparece o incluso vuelve a contactar con el afectado para seguir pidiéndole dinero hasta que acaba siendo consciente del timo.

Fuente: Organización de consumidores FACUA